Prestarte atención.


El objetivo de la práctica de la psicoterapia es que el consultante logre generar un cambio en una determinada conducta, la cual causa un malestar que se puede manifestar en el área física, social o emocional. Cada corriente tiene su filosofía y técnicas determinadas para lograr dicho objetivo.

En esta práctica sea cual sea la corriente psicoterapéutica se estimula los pensamientos, las emociones y el cerebro del consultante. Jeffrey K. Zeig habla de crear una experiencia diferente en terapia.


Es común que nos preguntemos a nosotros mismos: ¿Por qué es que continúo haciendo algo que me lastima o lastima a los demás?, ¿Por qué no puedo cambiar? Si continuamos haciendo una y otra vez una determina acción, es porque nuestro cerebro aprendió a que así es como debemos de actuar, el aprendizaje puede venir de nuestra familia, de personas que consideramos una autoridad, de los medios de comunicación, etc., etc. Pero, así como nuestro cerebro aprendió a como actuar en determinadas situaciones, también puede reaprender. Es aquí donde el estar presente puede ayudar a crear estos cambios.


Daniel Siegel habla de esto en el primer capitulo de su libro Mindfulness y psicoterapia:

La presencia es estar consciente de los pensamientos, de las emociones y de las acciones que vives cada día. Pero para fines prácticos, puedes empezar a prestar atención a como piensas, que sientes y como actúas cuando reaccionas de una manera que consideras perjudicial para ti o para los que te rodean.

Tu historia de vida es la que dicta la manera en la cual actuarás frente a algún estimulo, por ejemplo, hay personas que en su familia el abrazarse era una práctica sólo utilizada en fechas como cumpleaños, navidad o año nuevo.


Esta persona inicia una relación con alguien que creció en una familia en donde los abrazos era una manera diaria de comunicarse; al momento en que la persona que creció entre abrazos decida darle un abrazo en un lunes cualquiera a quien sólo abraza en fechas establecidas, podría recibir un rechazo físico o simplemente no sentirse correspondido a su muestra de amor. Podría ser que esta dinámica genere una dificultad en la relación de pareja de estas dos personas. El cerebro de cada una actúa diferente frente al estimulo del abrazo. Así que una de las dos personas o las dos, si quieren mantener esta relación se verán en la tarea de generar un cambio en su forma de actuar.

Es aquí donde inicia la tarea de prestar atención, imaginemos que quien no esta acostumbrado a los abrazos es quien decide prestar atención, esta persona iniciará un trabajo detectivesco sobre el hecho de ser abrazado, lo cual lo llevará a recordar cómo se siente cuando lo abrazan en un día cualquiera, como se siente su cuerpo, si esta tenso o incomodo, si su temperatura cambia, y también tendrá que recordar qué pensamientos vienen a su mente y después cómo es que reacciona hacia la persona que lo abraza. Listo. Ya presto atención y ya es consciente de él y los abrazos. Ahora viene lo interesante. ¿Cómo hacer para cambiar su sentir, pensar y actuar?

data:image/gif;base64,R0lGODlhAQABAPABAP///wAAACH5BAEKAAAALAAAAAABAAEAAAICRAEAOw==

Una vez que se abrió el archivo de cómo me siento y actúo cuando me abrazan en un día cualquiera, lo normal sería que su cerebro reaccionara como normalmente lo hace, pero en esta ocasión la persona está prestando atención. ¿Qué ayuda a prestar atención? El ser consciente de tu respiración.

Varios estudios revelan que practicar la consciencia mindfull se caracteriza por un aumento en la actividad del área frontal izquierda de la corteza cerebral (Urry y otros, 2004) y por consecuencia esto nos ayuda afrontar la novedad y los retos. Es así como la persona está lista para editar dicho archivo, Las neurociencias han demostrado que para el cerebro lo que imaginamos es tan real como la realidad, por lo que la imaginación juega un papel importante en esta parte. El doctor Rick Hanson en su libro Hardwiring happiness, explica cómo utilizar la imaginación para transformar experiencias negativas en experiencias nuevas y positivas. El da un esquema para practicar este cambio:

1. Recordar una experiencia positiva

2. Enriquecer la experiencia positiva

3. Absorberlo

4. Combinarlo con algo negativo

5. Remplazar lo positivo con negativo.


Las herramientas están puestas sobre la mesa. La persona está prestando atención en su respiración que le ayuda a afrontar la novedad y los retos; esto le ayuda a manejar la sensación de incomodidad al ser abrazado en un día cualquiera, rápidamente empieza a imaginar, quizá todo lo que disfruta compartir con su pareja, quizá un momento muy agradable con ella, le pone mucha atención a ese recuerdo a cada detalle, es casi como si lo estuviera viviendo, después empieza a disfrutar de las sensaciones que evocan ese recuerdo y lleva esas sensaciones a las sensaciones negativas y con su respiración empieza a expandir las sensaciones agradables sobre las desagradables, así creando una nueva experiencia sobre el ser abrazado en un día cualquiera.

El acaba de reeditar un condicionamiento, claro que el estar practicando constantemente ayudará a que este nuevo aprendizaje se consolide.


Puedes empezar a practicar este esquema para modificar algún comportamiento que te gustaría cambiar, las herramientas están en ti. Si sientes que lo que necesitas cambiar es mas fuerte siempre es recomendable iniciar en un proceso psicoterapéutico que te ayude a facilitar este cambio.

Referencias Bibliográficas.

Daniel J. Siegel (2012) . Mindfulness y psicoterapia. Paidós Ibérica

Rick Hanson (2013). Hardwiring Happiness: The New Brain Science of Contentment, Calm, and confidence. Harmony

Urry, H. L., Nitschke, J. B., Dolski, I., Jackson, D. C., Dalton, K. M., Mueller, C. J., ... & Davidson, R. J. (2004). Making a life worth living: Neural correlates of well-being. Psychological science, 15(6), 367-372.


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square